jueves, 21 de noviembre de 2013

Retratos renacentistas


Domenico Ghirlandaio, retrato de Giovanna Tornabuoni, 1489 

Además de la fecha de la muerte de Giovanna en números romanos, esto es lo que pone en el cartellino: 
«¡Ojalá pudiera el arte reproducir el carácter y el espíritu! En toda la tierra se encontraría un cuadro más hermoso». 

Leer más sobre el retrato de Giovanna



Holbein el joven, 1528
Dama con ardilla y estornino 

Retrato de Anne Lowell, personaje de la alta sociedad inglesa. 
Tener una ardilla como mascota era una costumbre común de la época.  La desenfadada presencia de los animales contrasta con el gesto rígido y serio de la señorita Anne.


Pisanello, 1438
Retrato de Ginevra d'Este 

La princesa del Este aparece rodeada de mariposas y flores de aguileña.
Ginevra se había casado con Segismundo Malatesta que la mató tras descubrir sus infidelidades. La flor de aguileña recibe también el nombre de flor de los celos. Una mariposa sobre la cabeza representa el alma, es el emblema de la inconstancia.


Alesso Baldovinetti, 1465
Retrato de joven de amarillo

La señorita de la que nada se sabe...


Agnolo Bronzino, 1545
Retrato de Giovanni de Medici

Giovanni, hijo de Cosme I de Medici, gran duque de Toscana y de Leonor Álvarez de Toledo. A los 17 años fue nombrado cardenal. Tenía dos años en este retrato.

Agnolo Broncino, 1542
Retrato de Bia

Bia (Blanca) posó lujosamente ataviada como lo requería su alto rango social. Lleva un medallón con el perfil de su padre, Cosme I de Medici. Murió con sólo cinco años.

 Hacer el puzzle de Bia